Portada Barrio de la Paz
Javier Ojeda
Grabación de Barrio de la Paz
Grabación de Barrio de la Paz
Portada Barrio de la Paz

Muy revitalizado por la explosión de creatividad que supuso la preparación de la mambópera o musical “Barrio de La Paz” y que cristalizó en la publicación del disco “Barrio de La Paz Acto 1” en febrero de 2014, Javier Ojeda se decide a completar el proyecto con la publicación musical de los dos actos restantes, pero con orejas frescas y un nuevo objetivo. Durante los meses de 2013 había acumulado y reservado una colección de material propio y ajeno cuya diversidad y complejidad amenazaban con ahogarle en su propia magnitud, pero una serie de acontecimientos producidos el pasado 2015 (incluyendo el inesperado fallecimiento de su padre) le otorgan una nueva mirada que le hace ver la luz: varias versiones fueron re-arregladas, algunas prácticamente regrabadas y otras directamente descartadas. Con la adición de dos nuevas composiciones, el cuarto álbum en solitario comienza a tomar forma y de camino a su plasmación, y acaso para subrayar su propia singularidad, pierde la preposición “de” previa: – Barrio La Paz Actos 2 & 3 es el título final.

Dado que los tres actos proceden de la misma semilla no es sorpresa que compartan muchos de los colaboradores – las acrobacias pianísticas de Daniel Amat, el bajo sinuoso de Yohany Suárez, las percusiones juguetonas de Bárbaro Pimienta, la batería seca de Paco Vílchez y la producción exuberante de Miguel Paredes. Lo que sí resulta sorprendente es que la grabación haya supuesto un extraordinario despliegue con más de 40 músicos invitados, siendo especialmente notoria la presencia del extraordinario Chucho Valdés, ganador de 9 Grammys, en dos de las canciones, y la no menos importante de LaMari de Chambao o la bailaora Sara Baras, aquí al taconeo. Pero también están viejos compañeros de los 80 como los vocalistas de La Guardia, La Frontera y 091, junto al resto de componentes de Danza Invisible al completo, lo que sin duda hará las delicias de los fanáticos del cuarteto. Tampoco faltan las nuevas generaciones de músicos malagueños como El Kanka, Irene Lombard o la vocalista de Dry Martina. Y en los diálogos, ya que se trata de una obra coral, las voces invitadas de Chiquito de la Calzada, Juanma Lara o Salva Reina “Chuky”, entre otros.

Cuando la línea vocal inicial da paso a un sofisticado riff de guitarra en el tema de apertura – “Hora de empezar”- uno podría pensar en la vuelta al sonido de pop soleado de Pura Danza, pero al momento la canción estalla en un estribillo coral de aire góspel sobre el que sobrevuela la voz confiada y confidente de Ojeda: “tantas cosas que inventar / hora de empezar”, exclama en esta pieza cuyas voces se han grabado en directo en el estudio. Nuestro viaje ha comenzado, el cantante nos va a guiar en un recorrido suntuoso sobre sonidos funk, soul, latin, pop y rock y no hay dudas de quién es el maestro de ceremonias de este barrio. Uno puede asombrarse ante la magnitud de los invitados, pero Ojeda es directamente el héroe de esta mambópera. Su rango vocal y su habilidad para hacer propias historias ajenas nunca han estado mejor expresadas , así como su habilidad para mezclar cócteles musicales tan diversos, sabiendo sonar a la vez eufórico (“Baila conmigo”) y afligido (“Hoy debo partir”), ser un chulo de barrio o un tierno seductor, a veces en el transcurso de la misma canción. Escoger algún pico en esta cordillera de Los Andes es sumamente complicado, pero es difícil no dar una mención especial a esa impresionante versión de “Camino verde” con el soberbio piano de Chucho Valdés, que termina el disco en un majestuoso y emotivo bucle donde los habitantes de La Paz se preguntan que ha sido de ese “camino verde” que una vez transitaron rumbo a su “ermita” particular.

Escuchar “Barrio La Paz Actos 2 & 3” es una experiencia en la que te puedes sumergir completamente. Es un disco que necesita ser vivido y cuyas múltiples capas necesitan del tiempo y repetidas escuchas para revelarse en todo su esplendor, aunque también es sumamente disfrutable en pequeñas dosis. Es una epopeya sobre la Costa del Sol, la tierra que lo vio nacer, mas como alguien dijo, en lo local está lo universal, y al final este disco habla de temas y problemas eternos con lo que es fácil verse identificado: la despreocupación adolescente y la ilusión por una vida menos gris, pero también los peligros de la especulación desordenada, la corrupción política, la emigración y el desencanto ante un paraíso ¿perdido? ¡No, es hora de empezar!

Contratación y contacto

6 + 12 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This